¡Explorando Borgoña!

Por Pedro Rodríguez

Seguimos explorando la cuna de la viticultura moderna, Francia. Esta vez visitamos a Borgoña (Burgundy) donde nacieron las famosas cepas Chardonnay y Pinot Noir.

Cuando hablamos de Borgoña siempre debemos pensar en cuatro cepas; Chardonnay, Pinot Noir y sus primos cercanos como el Gamay y Aligoté. Son las únicas cepas que pueden ser cultivadas por leyes establecidas en esta región, así protegen su producción y apelación en el mercado doméstico e internacional. Nos ubicamos al noreste de Francia donde existe un clima más continental y frío con un suelo de tierra caliza, condiciones perfectas para que estas cepas se maduren a todo su potencial.

Primero, exploramos el Chardonnay, una cepa bien versátil en su estilo, si comenzamos desde el norte en la apelación de Chablis, estos vinos se caracterizan por sus expresiones frutales y terrenales donde el uso de barricas es limitado.  Por otro lado, el Chardonnay madurado en barrica desarrolla notas de nueces, mantequilla, minerales calizos, levadura, especies y yerbas terrenales como los Chardonnays de la localidad de Poully Fuisse. Estos vinos demuestran características frutales pero estas son más limitadas dándole cabida a la complejidad en su acidez, cuerpo e intensidad de sabores terrenales que hacen de estos vinos predilectos para madurar en botella por años e incluso décadas.

El Pinot Noir producido en Borgoña se caracteriza por su acidez, cuerpo liviano y flexibilidad para disfrutar con muchos alimentos. Estos suelen tener características frutales de cerezas rojas, arándanos, y hierbas como eucalipto y menta.

Borgoña se caracteriza por sus localidades históricas, estos tienen un sistema de clasificación que les da un prestigio a sus vinos. Por ejemplo, las clasificaciones de Grand Cru, Premier Cru y Village denomina la calidad del vino. Estas son localidades históricas que han producido constantemente a través de los siglos los mejores vinos de Borgoña. Los Grand Cru son vinos para madurar en botella de 5 a 7 años, entre las localidades más famosas se encuentra, Montrachet. Le sigue los Premier Cru, que son vinos para madurar en botella de 3 a 5 años. Por último le sigue, los Village como los de la famosa localidad de Pommard los cuales pueden madurar en botella de 2 a 4 años.

Otras aéreas vinícolas de producción notable de Chardonnay y Pinot Noir son el valle de Napa y Sonoma en California, el valle de Willamette en Oregon y el Sur de Australia para Chardonnay y Nueva Zelanda para los Pinot Noir. Todos estos expresan más características frutales que los vinos de Borgoña.

El autor es Co-Fundador de Grand Cata, A Latino Wine. Co

http://grandcata.com/