Diseño sin derrames

Los vasos Rocking Glass de la Linea Normann Copenhagen y diseñados por Britt Bonneesen tienen como característica un fondo curvo que permite que el vaso se mueva sin crear derrames. El Rocking Glass es adecuado para cócteles o como elemento decorativo, es un maravilloso ejemplo de un perfecto equilibrio entre un truco inteligente y un diseño elegante y con estilo. Un elemento que va a impresionar a sus invitados y completar su mesa de la cena o cóctel bar con elegancia y sofisticación.

La diseñadora explica que concibió la idea de crear estos vasos después de ver una película vieja sobre propelas de aviones y la gran vibración que está producían, entonces pensó en vasos que no se derramaran facilmente y esa función los hace divertidos y también crean una experiencia sensual. La forma redonda da la sensación de agarrar una esfera en sus manos y cuando se pone el vaso sobre la mesa el movimiento del líquido generará una sonrisa en usted. El vaso es robusto y hecho para durar y se puede poner en el de todo café, té, bocadillos y hasta una flor.