¿Estará su dieta afectando sus dientes?

Cualquier alimento que usted coma afecta sus dientes. Algunos alimentos y bebidas pueden hasta dañar sus dientes.

La rutina diaria tiene un efecto en sus dientes

Beber café puede manchar sus dientes, haciéndolos ver manchados o amarillos. Si tiene dientes sensibles, los dentistas recomiendan que utilice pasta dental blanqueadora con fluoruro formulada especialmente para dientes sensitivos cómo Colgate Sensitive o Colgate Enamel Health.

El refresco y los dientes

Los refrescos, las bebidas energizantes y carbonatadas contienen ácido fosfórico y ácido cítrico. La Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en inglés) dice que estos ácidos pueden debilitar el esmalte de los dientes. Esto provoca una erosión en el esmalte de y la pérdida de los tejidos duros en la superficie del diente. Luego de beber algo ácido, se recomienda que espere por lo menos 30 minutos antes de cepillarse para evitar que se afecte el esmalte dental en este estado débil. Tomar un vaso de agua luego de beber una bebida ácida es un buen remedio, ya que ayuda a enjuagar los ácidos dañinos.

Antes de brindar

El vino es una bebida con un alto grado de acidez, y el vino blanco es más ácido que el vino tinto. Si los dientes están expuestos al vino por un largo período de tiempo, el esmalte de los dientes se debilita y es más vulnerable al deterioro. Los dentistas recomiendan que solo se tome vino cerca de la hora de la comida y que espere una hora luego de consumirlo antes de cepillarse, para darle tiempo a los dientes para que recarguen sus minerales.

Cuando la vida le dé limones

El ácido en este tipo de alimentos puede disolver el esmalte de los dientes y la erosión del esmalte es una de las principales causas de la sensibilidad dental. Una vez el esmalte desaparece, no vuelve. Por lo tanto, es recomendable que se cepille los dientes antes de comer un alimento ácido y que tome un vaso de agua cuando termine para enjuagar los ácidos.