Refréscate este verano en Copamarina Beach Resort & Spa

Siempre es saludable sacar tiempo para unas vacaciones, y que mejor que en un hotel que lo ofrece todo, y en Puerto Rico. Por eso decidimos pasar unas cortas vacaciones para relajarnos y pasarla bien; llegamos a Copamarina Beach Resort and Spa en Guánica. La experiencia comienza desde justo antes de llegar al hotel, ya que hay que pasar por el bosque seco de Guánica con su impresionante vegetación y grandiosas vistas desde la carretera a la bahía, y el Mar caribe con sus intensos colores azul.

Ya en Copamarina Beach Resort and Spa fuimos a nuestra habitación, la cual estaba muy bien equipada, y sus acentos en madera le dan un agradable aire tropical. Además con su conveniente acceso directo hacia la playa, no nos pudimos resistir y salimos a hacer un recorrido caminando por los hermosos jardines, junto a varias piscinas y por la orilla de la playa, (ya habíamos olvidado la rica sensación de caminar descalzos por la arena).
Copamarina_05

Copamarina_04 Copamarina_02 Copamarina_024

Ya en la noche fuimos a nuestra reservación para la cena en el restaurante Alexandra, que además de tener un exquisito menú, cuenta con variada y excelente carta de vinos. Escogimos una mesa en el exterior, justamente debajo de la pérgola con sus enredaderas de Trinitaria y luz tenue; un ambiente realmente muy relajado, con una agradable música de jazz de fondo.
Copamarina_06

Comenzamos con “Seared Tuna”; fresco atún acompañado de semillas de sésamo y un aioli con un agradable y suave picante.
Copamarina_08

Seguimos con unas deliciosas tartas de cangrejo; servidas con “spicy mayo” y una ensalada de apio y cebollines.
Copamarina_07

Luego pasamos a los platos fuertes. Comenzamos con unas jugosas costillas de cordero acompañadas de unas cremosas papas majadas y una copa de vino Pinot Noir.
Copamarina_09

Seguimos con “Pasta de Tamal en Crema de Maíz”; pasta fresca en una deliciosa crema de maíz, acompañada de un filete de chillo y cilantro fresco.
Copamarina_011

El tercer plato fue la pesca del día: una langosta fresca a la parrilla acompañada de un rico mamposteao de habichuelas blancas. Y como el postre nunca puede faltar, probamos dos: la degustación de cuatro mantecados; nos decidimos por los sabores de coco, jengibre, canela y café; todos deliciosos!!. El otro postre lo fue un Pavlova; un bizcocho de merengue con un sorbet de parcha y frutas frescas.
Copamarina_012

Para terminar la noche, una caminata por la orilla de la playa, donde pudimos relajarnos junto a una romántica fogata bajo las estrellas.

Luego de una excelente noche, comenzamos el día siguiente listos para desayunar en Las Palmas Café. Este restaurante se encuentra bajo un techo de madera abierto hacia el exterior, cuenta con una estación tipo “buffet” donde hay frutas, cereales calientes, huevos, salchichas tortillas hechas al momento, entre otros.
Copamarina_013

Y la aventura comenzó. Entre la variedad de deportes acúaticos que ofrece el hotel tales como kayak, paddle board, barcos de pedales; escogimos nuestro favorito el “hobbie cat”. Navegamos hasta Cayo Aurora, mejor conocida como Gilligan’s Island, y atracamos en una pequeña playa al extremo Este de la isla, donde la tranquilidad y las aguas cristalinas nos invitaron a sumergirnos. Ya de regreso a Copamarina, almorzamos unas deliciosas hamburguesas acompañadas de unas refrescantes piñas coladas en el área de la piscina.
Copamarina_014

Luego del almuerzo para continuar con la estadía ,pasamos por Ni Spa, donde Wanda nos recibió muy amablemente, y de los muchos y excelentes servicios que ofrecen, recibimos un relajante y estimulante masaje.

Ya en la noche llegó una de nuestras partes favorítas, la cena. En esta ocasión regresamos a Las Palmas Café para disfrutar de su menú de cena. Comenzamos con unos deliciosos pastelillos de maíz rellenos de bacalao.
Copamarina_016

De los platos fuertes degustamos un mofongo de vianda relleno de mero en salsa de ajo; delicioso.
Copamarina_019

Seguimos con unas quesadillas de pollo guisado; estas ricas quesadillas fueron acompañadas de guacamole, crema agría y un rico pico de gallo con piña.
Copamarina_017

Terminamos con una cremosa pasta carbonara con mariscos y vegetales.
Copamarina_018

De los exquisitos postres probamos el cheesecake de mascarpone; riquísimo. Y un flan de calabaza acompañado de mantecado de coco.
Copamarina_020

Copamarina_021
Mientras cenábamos, teníamos una excelente vista del atardecer con una degradación de colores que era todo un espéctaculo; esto acompañado por música vivo, por un guitarrista de jazz, y que era muy agradable al oído. También desde nuestra mesa pudimos apreciar una pantalla gigante en los predios de los jardines, donde varios niños y adultos disfrutaban de una película al aire libre.

Copamarina_022

Definitivamente logramos pasar y disfrutar de unos días relajantes y placenteros, en gran parte gracias a su amable y atento personal. Si duda alguna pudimos recargar nuestras baterias. No nos equivocamos al escoger a Copamarina Beach Resort and Spa. Si quieres vivir tu propia experiencia y pasarla tan bien como nosotros, aprovecha la oferta de verano que te ofrece el hotel:http://bit.ly/Verano-de-Chapuzón2017

Copamarina Beach Resort and Spa está ubicado en la carretera 333 Km 6.5, Guánica, Puerto Rico 00653-0805. Teléfono: 1-787-821-0505. Reservaciones: reservations@copamarina.com
Copamarina_023